Cuando tienes un proyecto de iluminación, lo que le interesa a tu cliente es que la luz que vas a colocar reproduzca los colores con más fidelidad, ahí es donde entra el IRC. Pero si aún no sabes qué es, aquí te lo explicamos para tengas éxito en cada uno de tus proyectos.

El IRC es el Índice de Reproducción Cromática. Un sistema internacional que mide la capacidad de una fuente de luz para reproducir los colores fielmente. Esta medición se realiza con la luz del sol como referencia. Es decir, el IRC de dicha luz es de 100. Lo que significa que toda la gama de colores se reproduce perfectamente.

Para dejar más claro lo anterior, el color de un objeto iluminado por la luz del sol es, por así decirlo, el color más “intenso”. Así que, una fuente de luz tendrá un mayor índice de reproducción cromática cuanto más se acerque a 100. Entre más cercano estés a este número, mayor será la fidelidad, cuanto más lejano más distorsión habrá en la reproducciones de colores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hasta la aparición y el desarrollo de la tecnología LED, las lámparas con mayor reproducción cromática no se caracterizaban por su bajo consumo. La relación era proporcional: a mayor IRC mayor consumo, y a menor consumo menor IRC.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La evolución de la iluminación LED ha dado la vuelta a esta concepción. Las luminarias LED tienen un índice de reproducción cromática, por lo general, superior a 80 y un consumo de energía mínimo.

Un IRC entre 80 y 100 se considera muy eficiente. Es recomendable usar lámparas con este IRC en talleres de pintura, industria textil, tiendas, hospitales, restaurantes, etc. Este tipo de lámparas se utilizan en aquellos lugares donde una pequeña variación puede ser importante, ya sea por motivos laborales o decorativos. Por otra parte, con un IRC inferior a 70 los colores no se aprecian claramente. Se utilizan en lugares en los que no es necesaria una reproducción cromática fiel. No se recomienda usar lámparas con un IRC menor de 80 para interiores en los que las personas trabajen o permanezcan durante largos periodos.

**Acércate a un asesor de ABAME, para que juntos encuentren la luminaria ideal para tus espacios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *